Banner portadaEscudo De Ares
imagen tel |Ir A Principal|Contacto

Logotipo Ares


Ares, Miercoles 13 de Novembro de 2019
Galego|Español|English
O ALCALDE RESPONDE

Pregúntelle ao Alcalde
CÁMARA WEB
WebCam Concello
CALENDARIO
añomesNovembro
2019
mesaño
LuMaMiXoVeSaDo
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930

Calendario escolas MunicipaisEscolas Municipais
SEDE DIGITAL
Sede Digital

Licitacin Electrnica

Perfil Contratante

Ares Digital

Tempo CPI Conde de Fenosa
Alcalde Julio Iglesias
Saúdo do Alcalde
Julio Ignacio Iglesias Redondo
III CONCURSO FOTOGRAFIA XUVENIL 2019

Vive Ares 2018

Actividades culturais

Actividades Deportivas

III PLAN DE IGUALDADE DE OPORTUNIDADES DO CONCELLO DE ARES

PERIODO MEDIO DE PAGO A PROVEEDORES

APROBACIÓN PROVISIONAL PXOM 2017

APROBACIÓN INICIAL PXOM 2014

Contratación Persoal

Animais Abandonados

Policí Local

Protección civil

Trámites frecuentes

Zona Reciclaxe

Wi-fi Gratis

Aloxamentos e restaurantes


Noticias
Avisos
Nueva vida para el galpón de Quinín
01 Febreiro 2016 07:54
Fue una vivienda familiar, galpón para pescadores y un espacio desde el que pintaba un emblemático vecino. Ubicado en primera línea de la playa Area Morta de Redes, el conocido ahora como el Alboio de Quinín, podrá gozar de una segunda vida.

Demarcación de Costas ha publicado en el BOP el anuncio de información pública de la solicitud presentada por el Concello aresano para la concesión administrativa de ocupación del terreno para la rehabilitación del edificio. «Sufre un deterioro bastante avanzado, está abandonado», señaló el alcalde de Ares, Julio Iglesias, y de esta forma el gobierno municipal pretende frenar la ruina y recuperar su estado.

La concejala de Urbanismo, Plans, Equipamentos, Infraestructuras e Medio Ambiente, Olimpia Marcos, explicó que se trata de un edificio de antes de 1900 de arquitectura popular anónima. Entonces fue una bodega en la que los pescadores de la zona almacenaban sus utensilios. Y la intención de este proyecto es que el edificio vuelva a lucir tal y como era entonces. Cuenta con un presupuesto de 76.459,67 euros y se prevé la demolición del interior del inmueble. Se pondrá suelo nuevo, tarima, la estructura de madera tal y como era originariamente, que ahora se encuentra totalmente deteriorada. Nueva cubierta, muros de mampostería de pizarra y una fachada recubierta con un mortero bastardo de cemento y cal completan el proyecto que ha trasladado el concello a través del área de Urbanismo a Patrimonio, que ahora deberá dar el visto bueno.

Usos ligados al mar

El regidor incidió en que la rehabilitación se trata de un primer paso y todavía no se ha decidido el futuro del galpón. Aunque siempre deberá estar vinculado al dominio marítimo. «Vamos a contar con los vecinos para decir sus usos. ¿Qué se podría hacer ahí? Podría interesarle al Club de Remo, para dar servicio a la playa etc», avanzó Iglesias. Los vecinos también opinan, y proponen que pueda habilitarse un museo para la interpretación de la ría de Ares, por ejemplo, un museo para exponer los cuadros de Quinín o un espacio que ofrezca servicio a los bañistas.

Los vecinos y el concello llevan años reclamando a Costas que o bien actuase en el inmueble para evitar su deterioro o la posibilidad de que el ayuntamiento hiciese frente a la rehabilitación con su cesión.

Con respecto al pasado del inmueble, los vecinos reivindican que fue una casa familiar. «Hace unos doscientos años era una vivienda como el resto que hay aquí», explicó el presidente de la Asociación Instructiva de Caamouco, Ernesto López Naveiras. Luego se convirtió en un una bodega para los pescadores, donde guardaban sus aparejos como las redes. «En los años cincuenta aún recuerdo que lo usaba», señaló Ernesto. Tras esto, al descendiente de los dueños de la casa, el pintor Joaquín Rojo conocido como Quinín, le encantaba pintar las vistas de la zona y guardaba también sus utensilios. «Quería convertirlo en estudio pero murió repentinamente y no pudo. Quinín era un hombre muy bohemio y muy culto, catedrático de inglés en un instituto que viajó por el Caribe haciendo la misma ruta que los pintores expresionistas», recuerda. Tras su muerte el inmueble pasó a manos de su hermana, y de ella a las de su marido, un italiano que al vender la vivienda tuvo que devolver el dinero a los compradores al negar la venta Costas aludiendo que era propiedad del Estado al acometer el deslinde marítimo terrestre, recuerdan los vecinos.

LA VOZ DE GALICIA, 31 DE XANEIRO DE 2016
Icono de conformidad con el Nivel Doble–A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0| XHTML 1.0 Transitional Válido| ¡CSS Válido!|Rss Concello Ares