Banner portadaEscudo De Ares
imagen tel |Ir A Principal|Contacto

Logotipo Ares


Ares, Martes 14 de xullo de 2020
Galego|Español|English
O ALCALDE RESPONDE

Pregúntelle ao Alcalde
CÁMARA WEB
WebCam Concello
CALENDARIO
añomesxullo
2020
mesaño
LuMaMiXoVeSaDo
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031

Calendario escolas MunicipaisEscolas Municipais
SEDE DIGITAL
Sede Digital

Licitacin Electrnica

Perfil Contratante

Ares Digital

Tempo CPI Conde de Fenosa
Alcalde Julio Iglesias
Saúdo do Alcalde
Julio Ignacio Iglesias Redondo
III CONCURSO FOTOGRAFIA XUVENIL 2019

Vive Ares 2018

Actividades culturais

Actividades Deportivas

III PLAN DE IGUALDADE DE OPORTUNIDADES DO CONCELLO DE ARES

PERIODO MEDIO DE PAGO A PROVEEDORES

APROBACIÓN PROVISIONAL PXOM 2017

APROBACIÓN INICIAL PXOM 2014

Contratación Persoal

Animais Abandonados

Policí Local

Protección civil

Trámites frecuentes

Zona Reciclaxe

Wi-fi Gratis

Aloxamentos e restaurantes


Noticias
Avisos
MADIBA - Julio Iglesias, alcalde de Ares
03 xullo 2013 09:59
No es valiente aquél que no tiene miedo sino el que sabe conquistarlo”. Y vaya si Nelson Mandela lo conquistó! Los 95 años que está a punto de cumplir son buena prueba de ello y cuentan la historia de un hombre extraordinario cuya vida es ejemplo de la determinación de la voluntad encaminada a la defensa de la libertad de los pueblos, la igualdad de las personas y la liberación de los miedos. El primer presidente negro de Sudáfrica elegido por sufragio universal forjó el destino de su tierra con una voluntad de acero frente a los intentos de asesinato y la tortura del cuerpo y del alma sufridos durante más de 27 años de prisión. Las conocidas cifras que identifican al preso 466/64 de la prisión de Robben Island no han podido acabar con la serena valentía de un hombre afable que venció a la infamia del apartheid y al odio de la discriminación mediante la tenacidad del humilde orgullo que retrataba el Invictus de Clint Eastwood. Y es que Madiba, como le conoce su pueblo, fue víctima, junto a millones de compatriotas, de la mezquindad y la barbarie de quienes discriminan en función de la raza. Mas ello sólo fue el punto de partida de quien, cumpliendo el inexcusable mandato ético de defender a los oprimidos, inicialmente imitó la lucha pacífica de Gandhi que dejaba en evidencia las prácticas inhumanas e indecentes de esa raza “superior” que se retrataba con látigos, fuego y destrucción frente al poder de los argumentos, la razón y la honestidad infinita.
Aquella pequeña celda donde Madiba pasó más de diez años de su vida no consiguió reducir, ni con las innumerables penurias infringidas, al gran hombre que recibió más de 250 premios y reconocimientos internacionales y fue nombrado Premio Nobel de la Paz en 1993. Aquella Sudáfrica de blancos y negros, de odios disparatados, de crueles vejaciones y violencia salvaje ejercidas bajo los argumentos más penosos y absurdos a los que puede llegar el ser humano un día amaneció libre gracias a la lucha de Mandela y de otros valientes como él, inasequibles al cansancio, al desánimo y a la rendición. Porque las batallas justas siempre conducen a la victoria final. Sólo es necesario levantarse una y otra vez. Porque como nos enseñó Madiba, “la mayor gloria no es nunca caer, sino levantarse siempre”.

ARTÍCULO DE OPINIÓN PUBLICADO EN DIARIO DE FERROL
03-07-2013
Icono de conformidad con el Nivel Doble–A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0| XHTML 1.0 Transitional Válido| ¡CSS Válido!|Rss Concello Ares