Banner portadaEscudo De Ares
imagen tel |Ir A Principal|Contacto

Logotipo Ares


Ares, Miercoles 16 de Octubre de 2019
Galego|Español|English
O ALCALDE RESPONDE

Pregúntelle ao Alcalde
CÁMARA WEB
WebCam Concello
CALENDARIO
añomesOctubre
2019
mesaño
LuMaMiXoVeSaDo
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031

Calendario escolas MunicipaisEscolas Municipais
SEDE DIGITAL
Sede Digital

Licitacin Electrnica

Perfil Contratante

Ares Digital

Tempo CPI Conde de Fenosa
Alcalde Julio Iglesias
Saúdo do Alcalde
Julio Ignacio Iglesias Redondo
III CONCURSO FOTOGRAFIA XUVENIL 2019

Vive Ares 2018

Actividades culturais

Actividades Deportivas

III PLAN DE IGUALDADE DE OPORTUNIDADES DO CONCELLO DE ARES

PERIODO MEDIO DE PAGO A PROVEEDORES

APROBACIÓN PROVISIONAL PXOM 2017

APROBACIÓN INICIAL PXOM 2014

Contratación Persoal

Animais Abandonados

Policí Local

Protección civil

Trámites frecuentes

Zona Reciclaxe

Wi-fi Gratis

Aloxamentos e restaurantes


Noticias
Avisos
Un beso, Landa - Julio Iglesias, alcalde de Ares
15 Maio 2013 10:05
Hace unos días nos dejaba Alfredo Landa. Se fue el macho ibérico español por excelencia, ese bravucón bajito y simpático de la postguerra que nos podría haber dejado un simple recuerdo de la gracieta corta de la España del destape si no fuese porque el causante del “Landismo” se reveló sin igual como uno de los mejores actores del cine español capaz de atravesarnos el alma con sus magníficas interpretaciones en películas extraordinarias como El Puente, El crack, Los Santos Inocentes, La Vaquilla, El Bosque Animado o La Marrana, por citar sólo algunas. Como quien quiere mantener cerca a ese amigo que se nos coló en los hogares arrancándonos risas o llantos, sentí la necesidad de recordar a Landa y me cité con él en El Puente, esa película de un Bardem sacudido ya de la censura y dispuesto a darnos la visión de una España real vista a bordo de una Montesa Impala, totalmente extraña a los “top less” de las suecas en la costa levantina como destino idílico de un personaje enfrentado al descubrimiento inevitable de la conciencia social. Recuerdo ese viaje de un mecánico que “va a lo suyo” en su “Poderosa” a través de una España no muy diferente a la actual, a pesar de que ya pasaron más de 35 años. Porque la defensa de los derechos de los trabajadores, el drama del paro, las llamadas fuerzas vivas y sus cacicadas, la inmigración del norte de África y nuestra emigración a Alemania que asomaban a las carreteras de El Puente siguen asomándose a las de hoy como una maldición de esa “Spain is different” que parece no tener remedio. Seguro que hoy tampoco faltaría más de un Juanito predispuesto a ser siempre mero “espectador” de los males de los demás. Pero afortunadamente somos muchos los que preferimos ser conscientes de lo que ocurre para ser corresponsables de nuestro destino y solidarios con el resto de hombres y mujeres que optaron por no acomodarse, por no engañarse y por no rendirse. Porque siempre es un viaje a través de la conciencia, como el del protagonista de El Puente, el que nos hace más humanos e infinitamente mejores. De ahí que la “Poderosa” con la que de verdad hablaba Juanito fuese su mente y no su moto.

ARTÍCULO DE OPINIÓN PUBLICADO EN DIARIO DE FERROL
15-05-2013
Icono de conformidad con el Nivel Doble–A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0| XHTML 1.0 Transitional Válido| ¡CSS Válido!|Rss Concello Ares