Banner portadaEscudo De Ares
imagen tel |Ir A Principal|Contacto

Logotipo Ares


Ares, Venres 22 de Novembro de 2019
Galego|Español|English
O ALCALDE RESPONDE

Pregúntelle ao Alcalde
CÁMARA WEB
WebCam Concello
CALENDARIO
añomesNovembro
2019
mesaño
LuMaMiXoVeSaDo
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930

Calendario escolas MunicipaisEscolas Municipais
SEDE DIGITAL
Sede Digital

Licitacin Electrnica

Perfil Contratante

Ares Digital

Tempo CPI Conde de Fenosa
Alcalde Julio Iglesias
Saúdo do Alcalde
Julio Ignacio Iglesias Redondo
III CONCURSO FOTOGRAFIA XUVENIL 2019

Vive Ares 2018

Actividades culturais

Actividades Deportivas

III PLAN DE IGUALDADE DE OPORTUNIDADES DO CONCELLO DE ARES

PERIODO MEDIO DE PAGO A PROVEEDORES

APROBACIÓN PROVISIONAL PXOM 2017

APROBACIÓN INICIAL PXOM 2014

Contratación Persoal

Animais Abandonados

Policí Local

Protección civil

Trámites frecuentes

Zona Reciclaxe

Wi-fi Gratis

Aloxamentos e restaurantes


Noticias
Avisos
"La moda cambia y se transforma constantemente"
14 Setembro 2011 10:38
Reconoce que su inspiración le viene del mar y de todo aquello que este elemento le aporta, desde su color azul hasta las estructuras orgánicas –huesos y conchas– que arroja a las playas. Tal vez por eso Sara Coleman trata de no alejarse mucho ni durante largo tiempo de la villa de Ares, donde diseña unas colecciones que ella misma define como “muy atlánticas, incluso con un cierto componente nórdico”.
—¿A qué se debe su interés por el mundo de la moda? ¿Comenzó siendo un hobby o desde siempre vio en él una buena salida profesional?
—En un principio empecé estudiando diseño por dar salida a una necesidad creativa, básicamente, pero ahora mismo te puedo decir que es mi vida. Dedico casi todo mi tiempo, esfuerzo y energía a crear, patronear, producir y comercializar mis propias colecciones, por lo que estamos hablando de un proyecto por el que he apostado al 100% y que requiere un gran esfuerzo. Consciente de esto me he rodeado de un equipo estupendo con el que, trabajando duramente, estamos consiguiendo muy buenas oportunidades.
—¿La formación que adquirió fue clave a la hora de desarrollar su creatividad o más bien se trató de un mero trámite para alcanzar una buena capacitación profesional?
—La creatividad es algo intrínseco, que creo que todos llevamos dentro, es decir, todos somos creativos en mayor o menor medida, pero lo somos. Sin embargo, cuando esa creatividad encuentra herramientas y posibilidades para desarrollarse, a través de un material (en mi caso el textil), y se encuentra un lenguaje propio es cuando se cierra el círculo. A mí la formación me ha ayudado a comprender las bases, a desarrollar una técnica (para después trabajar con ella o variarla) y también a aprender de una manera más esquemática quizá, pero me ha ayudado, siempre. Aunque donde mejor se aprende es trabajando.
—¿Qué recuerda de su primera colección? Galicia, como territorio y referencia personal, ¿cómo está presente en los diseños que realiza? ¿Cree que forma parte de la “marca gallega” representada en profesionales como Roberto Verino o Adolfo Domínguez?
—Fue en el 2007, en el EGO de Cibeles. Recuerdo estar trabajando noches y noches sin parar para poder entregar todo en el plazo de un mes. Y en relación con la “marca gallega” creo que es parte del pasado, de un esplendor de los ochenta que estuvo genial en su momento, pero que actualmente ni existe ni podemos fijarnos en él, es decir, vivir de rentas. Ahora es la época de trabajar con una visión aperturista y de internacionalización, que es donde está el presente y el futuro. Fuera de España nadie sabe dónde está Galicia….y yo amo a mi tierra y trabajo desde allí, con talleres gallegos. Pero fuera no me presento como gallega sino como Sara Coleman, marca de carácter internacional especializada en diseño orgánico. Así, la riqueza se queda en nuestra tierra pero no reivindico nacionalidades en un negocio obviamente expansivo. De hecho, acabamos de inaugurar nuestro showroom de Londres hace un par de semanas, en pleno Soho.
—¿Qué representa para usted la posibilidad de presentar su colección en la próxima edición de la pasarela Cibeles? ¿Qué colección presentará y cómo podría definirla a grandes trazos?
—Un paso más hacia el aprendizaje, hacia el crecimiento empresarial y la posibilidad de mostrar nuestro trabajo de la mejor manera posible. La colección que presentamos se titula “Ancestra”, y la he realizado en colaboración con la artista textil y cestera Idoia Cuesta (recientemente nominada a los Premios Nacionales de Artesanía en la categoría Innova), donde basándonos en las técnicas tradicionales de la cestería, hemos creado a una nueva visión sobre el concepto orgánico-artesanal, con un enfoque totalmente contemporáneo. Por su parte, el artista Xurxo Oro nos trasladará a su “Bosque 3050”, haciéndonos reflexionar sobre la relación entre el individuo y la naturaleza, entre pasado y futuro, a través de sus siete árboles metálicos, situados sobre la pasarela.
—¿Cómo ve la moda actual y cuáles son los aspectos que destacaría de la misma?
—Depende en qué país, zona o barrio estés, la moda cambia y se transforma constantemente. Aunque tanta globalización ha creado un estilo ecléctico y lo hiper-personalizable como máxima, hasta los coches se anuncian de esta forma… en este momento el mundo está cambiando tan rápido que casi no hay tiempo para reaccionar, para pensar…. Lo mismo que ocurre en la moda es lo que está pasando en nuestra sociedad, porque es su reflejo.
—¿Cree que cadenas como pueden ser el holding Zara crean moda o tienden a uniformar a los hombres y mujeres actuales? ¿Cuál podría ser la alternativa más válida para tratar de evitar los estereotipos?
—Este tipo de “monstruos empresariales” ofrecen algo positivo al mundo de la moda: facilitan que las tendencias lleguen más rápido a la calle y se digieran de mejor manera. Pero no creo que creen moda, más bien copian “modas” que ven que funcionan, es decir, que son consumidas por la gente de la calle, y las sacan al mercado antes que el propio original que se ha llevado el trabajo de pensar en tal o cual diseño. A nivel empresarial es un modelo de negocio increíble y admirable, pero a nivel creativo me parece cruel y poco honesto.
—París o Milán, ¿piensa que tienen mucho que decir en lo que a moda se refiere?
—Obviamente son los centros tradicionales del “sistema moda”, por tanto son los epicentros del negocio, pero yo me quedo con Londres, más vivo, callejero, rebelde… ahí sí que la moda está viva, porque la crean las propias personas de la calle, con su propio estilo y personalidad, sin estereotipos. Ahí es donde está el nacimiento, el germen de la moda. Lo auténtico y lo personal, lo diferente es lo que tiene valor y esto mismo será lo que después el sistema moda haga suyo, apropiándose de él y lo venda como exclusivo, para que más tarde pueda ser masticado y ofrecido por las grandes cadenas.
—¿Cómo ve a los hombres y mujeres vestidos dentro de unos años? ¿Cuál es la tendencia?
—Invertidos, el sexo más que nunca marca el tema.
—¿Es caro ir a la moda?
—Es que eso de ir a la moda es muy relativo… y muy perjudicial para la personalidad de cada uno, (ja,ja). Yo creo que lo más importante es ser uno mismo y por tanto vestirse como uno mismo se sienta a gusto en el momento y circunstancia que viva. Y no porque una cosa se ponga de moda se convierte en una dictadura, esos tiempos se han acabado.
—¿Que aconsejaría a aquellos que intentan abrirse paso en el mundo de la moda?
—No hay consejos pero para mí es fundamental creer en lo que uno hace.
—¿Fueron más las ayudas o las trabas al principio de su vida profesional?
—Más o menos igual por igual, y aunque es un mundo difícil yo me considero una privilegiada, he tenido y tengo mucha suerte. ¡Que nos dure la racha!

NOTICIA DE DIARIO DE FERROL
14-09-2011
Icono de conformidad con el Nivel Doble–A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0| XHTML 1.0 Transitional Válido| ¡CSS Válido!|Rss Concello Ares